Los baños se han convertido en estancias donde el diseño y las tendencias más han evolucionado en los últimos años. Los platos de ducha extraplanos y con materiales de calidad son el eje central a la hora de renovar un baño. Pero ¿qué sería de la ducha sin una buena mampara? Al final, es lo que nos protege del desastre y también el elemento que consigue dar amplitud a la estancia.
En el mercado existe una amplia gana de mamparas; desde las más básicas (eso sí, de diferentes dimensiones y tipologías), hasta las de diseño convirtiéndose así en objetos de lujo.

¿CÓMO ELEGIMOS UNA MAMPARA?

Lo importante a la hora de elegir la nuestra es que se adapte a nuestras necesidades. Y para eso tenemos que buscar la comodidad a la hora de entrar en la ducha. Es decir, que el acceso a la ducha sea fácil y cómodo. A partir de ahí podremos fijarnos en la estética y el diseño para que nos ayuden a dar sensación de amplitud dependiendo de la trasparencia del cristal. Existen diferentes tipos de mampara según las necesidades de cada uno:

  • Fijo de ducha o mampara: Se compone de un único cristal que puede ser fijo si tenemos mucho espacio o una puerta batiente para acceder de forma más cómoda, estas dos opciones son aptas tanto para bañera como para plato de ducha.
  • Frontal: Cuando tenemos la bañera o el plato de ducha entre 3 paredes es una de las opciones más recurrentes ya que nos aseguramos de que el agua no salga del espacio. Podemos tener la entrada por el centro o por uno de los laterales, buscando siempre la mayor ergonomía.
  • Angular: Cuando la bañera o el plato de ducha está entre 2 paredes. Aquí se nos abre un abanico de posibilidades ya que podemos poner un frontal y un fijo o hacer una entrada en esquina.
  • Circular: Cuando tenemos un plato de ducha circular nos tenemos que acoger a una mampara de apertura central; normalmente con dos fijos a los laterales y dos puertas en el centro, ya sean correderas o batientes.
    Además de estas combinaciones, existen otras muchas que se adaptan a situaciones y necesidades concretas como evitar accidentes dividiendo la zona de la ducha del resto del baño, mamparas adaptadas con apertura a mitad del cristal para personas con movilidad reducida, etc.
  • Al margen de las tendencias, es recomendable que a los cristales de las mamparas se les aplique un tratamiento antical. Esto ayudará a que el agua resbale mucho mejor, ya que este tratamiento cierra el poro del cristal impidiendo que la cal se introduzca y se genere ese efecto blanquecino del cristal.

    TENDENCIAS EN PERFILERÍA

    Si quieres hacer de tu cuarto de baño una estancia actual y con mucho estilo, la perfilería y la grifería pueden ayudarte. La tendencia actual nos demuestra que los toques de metal aún se llevan La cerámica blanca de la bañera o el plato de ducha con el contraste de la perfilería en metal otorga un aire moderno y desenfadado.
    Además, podemos jugar con la perfilería ya que nos permite hacer distintos dibujos geométricos creando composiciones que, aplicadas a mamparas, crean un efecto apreciable y muy elegante.

    TENDENCIAS EN GRIFERÍA

    Otra de las tendencias en alza es el uso del color en la grifería. El binomio black&white sigue en alza y la tendencia ya es imparable. Los grifos negros han adquirido todo el protagonismo y el acabado mate se ha sumado a él. Tanto los grifos de las duchas y bañeras como la de los lavabos se han teñido de negro.
    Si no te da miedo arriesgar, te aconsejamos que añadas el negro tanto en la perfilería como en la grifería. El resultado te encantará.


    Si después de leer todo esto te han entrado ganas de reformar tu baño, nosotros te ayudamos. Puedes contactar con nosotros a través del teléfono, email o el formulario que encontrarás en nuestra web.